Una «madre» demanda a su hija trans por haber transicionado sin avisarla

  • Una madre de Minnesota demanda a su hija de 17 años (y a sus médicos, profesores y varias organizaciones) por haber transicionado su género sin haberle pedido permiso.

Lo malo de ser padre es que nadie te exige nada para ser un buen padre. Y está claro que a esta señora de Minnesota alguien tenía que haberle hecho pasar un test o algo para comprobar si estaba capacitada para tener hijos o si lo mejor que podía haber hecho con su vida era comprarse un gato.

Annmarie es una señora que no tiene nada mejor que hacer
Annmarie, una señora que no tiene nada mejor que hacer

Anmarie Calgaro ha decidido demandar a su hija de 17 años por haber transicionado su género sin haberle consultado. La demanda la anunció en una rueda de prensa transmitida por Facebook Live en compañía de su abogado y de la Minnesota Child Protection League, una organización anti-trans (sí hijo, es EE.UU., hay organizaciones anti todo), y la Sociedad Tomás Moro (un grupo antiabortista que no sé qué pintaban ahí pero hay que hacer piña).

Desde los juzgados de Saint Paul, Anmarie se presentó ante la prensa explicando el caso y, cómo no, refiriéndose a su hija (ella y su abogado) siempre en masculino: «Llegó a mi conocimiento que mi hijo había comenzado a recibir tratamientos hormonales por parte de los Servicios de Salud de Park Nicollet para transicionar de hombre a mujer, con la asistencia médica haciéndose cargo de los costes. Las noticias de que las agencias del condado y los proveedores de servicios de salud, el instituto y otros agentes del condado y del estado me habían puenteado completamente me supusieron un auténtico shock. ¿Por qué nadie me lo notificó?»

PORQUE NO ES TU PROBLEMA

Le habría gritado yo si la hubiera tenido delante. Pero no la tuve. Lástima.

Annmarie y su abogado, otro que se aburre
Annmarie y su abogado, otro que se aburre

Según explicó la «madre» (tengo que ponerlo entre comillas porque yo lo siento mucho pero esta mujer ni es madre ni es nada) todo comenzó en 2015 cuando la hija se fue a vivir con su padre, que está divorciado de Calgaro. Según explica Anmarie el padre también apoya esta demanda y se opone a la transición de su hija, pero no estaba presente durante la rueda de prensa.

divine-lust-in-the-dust-gif

Aunque ya te digo que a esta loca del coño señora la apoyan algunos grupos ultraconservadores, también están los grupos de apoyo a personas trans que se han llevado las manos a la cabeza. No sólo por el hecho de que la «madre» demande a la hija y a los médicos, sino porque durante toda la rueda de prensa se referían a la chica constantemente utilizando pronombres masculinos. David Edwards, de la organización Transforming Families, ha dicho que «confundir el género de una persona trans de forma intencionada es un acto de violencia. Hacérselo de forma continuada a tu hija no es sólo insensible, es tremendamente dañino.»

Algunos expertos legales han revisado la demanda y, cómo no, también se han llevado las manos a la cabeza. Como explica Phil Duran, el Director Legal de la organización OutFront Minnesota «a los 17 años una chica trans consigue, como mucho, acceso a asesoramiento y hormonas. En la nota de prensa hay una referencia a una cirugía u operación. Sería increíblemente extraño -absolutamente extraño- que una menor consiga acceso a una cirugía.» La nota de prensa, por cierto, la envió la Sociedad Tomás Moro y hablaba de una «operación que cambia una vida.»

Por si quedan dudas, Jamison Green, antiguo presidente de la Asociación Profesional Mundial por la Salud Trans (la WPATH) ha explicado a la NBC cómo se desarrolla el proceso. «La cirugía es muy improbable antes de los 18 años.» Green explica que en este caso en concreto la menor ha estado en tratamiento hormonal menos de un años y que «en la mayoría de los casos, es mejor estar en tratamiento hormonal como mínimo un año antes de la cirugíaY añade: «Los médicos van a monitorizar los efectos de las hormonas y el desarrollo psicológico por el que pasa el paciente. En cierto momento los doctores determinarán si la cirugía es una opción. En el caso de la transición de hombre a mujer, quieres ver cuánto crece el pecho antes de que decidas modificar el tórax.»

Green, además, señala que es posible que el hecho de que la menor tenga documentos que representan el género con el que se identifica no implica que se haya operado nada, sino que la clínica que trata a la chica ha empezado los trámites para reconocer legalmente que es una chica y así «minimizar los daños y reducir su ansiedad.»

mari-carmen-qqccmh-claro

Pero además de ese absurdo, Duran remarca que según las leyes del estado, hay casos en los que los menores no tienen que notificar a sus padres sus decisiones médicas. De hecho la ley del estado especifica que cualquier menor que viva separado de sus padres o tutores legales, ya sea con el consentimiento o no de los padres o tutores e independientemente del tiempo que dure esa separación, y que además es responsable de sus asuntos financieros (sin importar el dinero que gane), puede ofrecer su consentimiento a cualquier servicio médico, dental, mental o lo que sea sin que haga falta que otra persona lo autorice. Eso se contradice con lo que el abogado de la «madre» dijo en rueda de prensa, cuando no paraba de hacer referencia a que «tomar decisiones médicas por tu cuenta no es lo mismo que estar emancipado.»

CLARO QUE NO, GUAPI

liz-lemon-eye-roll-and-exhale-30-rock

El problema de fondo, según destaca Duran, es que Annmarie está utilizando este tema para luchar por una cosa totalmente diferente. Básicamente, lo que está haciendo la mujer es «cogerse a un clavo ardiendo para intentar argumentar que la decisión de su hija es una violación de sus derechos constitucionales impuesta por el estado.»

El propio hecho de que en la demanda de Annamarie figure su propia hija y no sólo los que, se supone, le han ayudado a transicionar, deja claro que a ella el bienestar de su hija le importa una soberana mierda y que lo que está haciendo es montar el drama porque cree que ella es la víctima. Y no, no me he vuelto conspiranoico, es que la propia Annmarie lo dijo en la rueda de prensa: «El tema de la transición no es siquiera el problema, el problema es que él sea capaz de tomar esas decisiones.»

rolleyes-gif

Ante un caso como éste sólo puedo darle un aplauso a Annmarie y dejar que se vaya. Y que no vuelva.

Con una madre así no nos extraña que la hija se fuera de casa y haya decidido tomar las riendas de su propia vida aún no siendo mayor de edad. Hay que tener mucho valor para hacer algo así. Visto lo visto, no sé de dónde lo ha heredado.

[divider]Fuente: LGBTQnation[/divider]

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X